Mercado energético

La energía al igual que otros recursos esta predispuesta a variaciones de valor de venta que se intenta mantener estable y continua, para ello se ha desarrollado un sistema de gestión que se encargue de cubrir la demanda de electricidad en todo momento. Este sistema emplea algoritmos para calcular la posible demanda futura y consulta la disponibilidad de cada central para que los agentes de mercado trabajen en el mercado mayorista de electricidad.

Este mercado es marginalista al igual que otros mercados europeos. Para poder conocer el precio de venta se tiene que tener en cuenta que el precio que dado por la distribuidora incluye el coste de trasporte y administración, además hay que tener en cuenta que la energía que se distribuye proviene de diferentes fuentes en un mix energético cuyo precio fluctúa. El funcionamiento del mercado se basa en las predicciones de consumo por hora del día siguiente, los distribuidores hacen sus demandas basados en cuanta energía necesitaran y cuanto están dispuestos a pagar. Seguido a esto las centrales indican la cantidad de energía que pueden generar a las horas indicadas y con toda la información se generan gráficas, para las demandas se ordenan de mayor a menor y para las ofertas de menor a mayor. El punto donde ambas gráficas se corten se conoce como punto de casación, toda las ofertas que se encuentren a la izquierda de ese punto de casación se venderán pero al precio que indica el punto de casación independientemente de que el precio inicial haya sido más bajo. Repitiendo este proceso para cada hora se obtienen precios diferentes por hora.

Otro modelo energético

Podemos enfrentar el sistema actual con otros como el llamado «pay as bid» en el cual se vende la energía al precio indicado desde el inicio funcionando de manera similar al marginalista debido a que ambos utilizan el punto de casación como cota de precio. Aunque parezca que este sistema abarataría el coste de la energía en teoría aumentaría el precio de venta, esto es debido a la lógica empleada para calcular los precios de venta.

Los precios de venta se calculan en el sistema marginalista aumentando un poco el precio del coste de producción de esa forma las generadoras se aseguran de quedar a la izquierda del punto marginalista y vender la energía al precio indicado generando siempre ganancias. Sin embargo en el sistema «pay as bid» las generadoras se darían cuenta de que el tener precios bajos no les asegura una ganancia tan alta como en el sistema marginalista, por tanto al ver que tienen margen subirían los precios intentando acercarse al punto de casación por lo cual el mercado energético se convertiría en un sistema basado en la habilidad de predicción y la experiencia de las empresas, lo cual a largo plazo genera un aumento en el punto de casación y por tanto de los precios.

Comparativa

Luego de haber explicado el funcionamiento de ambos sistemas podemos señalar el porque se utiliza un sistema marginalista. En un sistema marginalista se busca un mercado más eficiente con menores precios de producción para reducir el precio de venta en cada hora, las energías más eficientes son las renovables y las nucleares en caso que se encuentren bien amortizadas, por lo cual este sistema ayuda al desarrollo de estas tecnologías y reduce el impacto ambiental de nuestro consumo energético. Sin embargo en un sistema «pay as bid» lo que se busca es poder predecir el precio de casación lo cual no asegura la venta de energías renovables al poder rebasar el punto de casación, otro punto en contra seria el monopolio de empresas grandes con grandes recursos que deje de lado a aquellas compañías que no pueden predecir el punto de casación, que aunque en un principio disminuya los precios, a largo plazo al intentar alcanzar el punto de casación provocaría un aumento general en el precio de venta.

Esta es la teoría del funcionamiento del mercado energético, sin embargo actualmente el sistema se encuentra reevaluándose debido a que en la práctica aún con un sistema marginalista el precio de la energía ha incrementado.